Páginas

domingo, 21 de julio de 2013

Se busca geobibliotecario

The librarian  (El bibliotecario) es un serie de películas al estilo de Indiana Jones, donde el protagonista  es una especie de bibliotecario-aventurero que trabajo para una sección "oculta" de la biblioteca de Nueva York, siempre presto a resolver inteligentemente (por eso es bibliotecario) cualquier situación inesperada.  Aunque la serie no es ningún  prodigio, me he acordado de ella al toparme con las siguientes  ofertas de trabajo para Universidades americanas casi al unisono  (Mayo/Junio 2013):
En resumen, todas las ofertas destacan como requisito fundamental que el candidato/a tenga diploma o máster en documentación con conocimientos en SIG, y ademas, en todas ellas se destacan como tareas preferibles a desempeñar ofrecer servicios de referencia, llevar a cabo actividades de enlace entre departamentos que lleven a cabo actividades haciendo uso de SIG y el mantenimiento de la colección de datos geográficos (creación, organización, análisis y preservación, así como gestión de metadatos). Otras funciones, ya no identificadas por todas las ofertas por igual, son la participación en grupos de investigación internos sobre SIG, desarrollo de proyectos e iniciativas en SIG, alfabetización y actividades de difusión de SIG.

Las ofertas anteriores están acotadas al contexto de las bibliotecas universitarias americanas. Lo cual no significa que deba ocurrir esta tendencia en España. El hecho, casi innegable hoy en día, es que el rol de "geobibliotecario" no existe ni parece que se perciba como necesario  en el contexto español. Sin embargo, creo que estas ofertas ya marcan un claro camino de las nuevas tendencias y roles que las bibliotecas deben adoptar  para mantener su protagonismo en la sociedad actual en general y en el contexto universitario en particular. Desde la perspectiva de un investigador  en IG, me llama poderosamente la atención  los siguientes aspectos de estas ofertas de trabajo 

(1) Se pide como formación primaria documentacion, complementado con conocimientos de SIG a nivel de experiencia y/o formación  En este sentido, me alegra que se conserve la figura del documentalista/bibliotecario como formación primaria pero a la vez especializado en SIG.  Es una cuestión de adaptarse o morir, pero con sentido común  o servicios de una biblioteca deben adaptarse a los cambios sociales y tendencias en tecnologías  y es una realidad hoy en día que la IG es un tipo de datos omnipresente en la vida cotidiana  Cuando nos daremos cuenta en España de esta transformación?

(2) Se hace hincapié implícitamente en la trasversalidad de la IG para muchas disciplinas, con el hecho de que las bibliotecas universitarias ofrezcan un servicio común pero especializado a los departamentos e investigadores de una universidad. En este sentido, la IG deja de ser algo especifico de unos pocos para convertirse en un servicio troncal para la comunidad universidad. Ahora mismo, tan solo hay que ver la emergencia de los proyectos Smart Campus de las universidades españolas para darse cuenta de la importancia del mantenimiento , acceso, compartición y provisión de la IG.

(3) Se enfatiza en el rol de la gestión de estas colecciones por parte de personal bibliotecario especializado, los llamados "geobibliotecarios". No es nuevo que las bibliotecas gestionen colecciones de recursos para la comunidad universitaria  como por ejemplo los repositorios institucionales de artículos científicos. En este caso, por ejemplo, el personal de la biblioteca pide a los investigadores los artículos publicados y se encarga de generar los metadatos correspondientes, publicar todo junto en el repositorio , y suministrar al investigador el handler para que tenga acceso al articulo de forma permanente. El investigador produce los datos (en forma de articulo científico) y el bibliotecario se encarga de su gestión en forma de metadatos, documentacion y registro para facilitar el acceso publico y compartición. 

Y aquí hemos tocado con hueso duro. Eso mismo es el eterno problema en la comunidad SIG. ¿Quien documenta adecuadamente los datos geográficos que se van generando continuamente? ¿Lo hace el creador del recurso? Debería, y así es en algunos casos, pero no es la practica habitual. Parece que hay un gran vacío cuando se aborda la creación de metadatos de recursos SIG. Se percibe en general como una aspecto vital para la comunidad SIG, pero no se vislumbra quién o qué perfil puede desempeñar con claridad ese rol. Evidentemente, existen herramientas software de generación de metadatos que hasta cierto punto ayudan a rellenar algunos descriptores de metadatos aunque la supervisión humana es aun necesaria. Tal como ocurre con el ejemplo del mantenimiento de la colección de  artículos científicos en un repositorio institucional, ¿podría ser el "geobibliotecario" la persona adecuada por formación y conocimientos para la catalogación y documentacion de las colecciones de datos geográficos  No me parece para nada una idea tan descabellada y resolvería un gran problema en la comunidad SIG. 

Tal como anunciábamos anteriormente y mucho antes en el ultimo capitulo del libro "The Fourth Paradigm: Data-Intensive Scientific Discovery", el cual termina con  algunas acciones y recomendaciones para llevar a cabo este cambio hacia una ciencia basado en grandes cantidades de datos. Una de ellas dice (las negritas son mías): 
"Establish digital libraries that support other sciences such as GIS in the same way the National Library of Medicine supports the bio-sciences". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada